HUMO INESPERADO

viernes, 8 de noviembre de 2013




A veces la vida te coloca donde menos te los esperas . A mi últimamente me pone muy a menudo delante de una cocina . Esa ubicación es para mí de lo menos esperada , yo diría que es más bien inesperada e indeseada . Ese "in" tan negativo ¡ sí ¡
Pero cuando algo se repite tanto hay que preguntarse ¿ por qué ? , que la vida es muy sabia ¿ Por qué estoy otra vez delante de la inducción ?.
Una vez alguien me dijo : " que raro que no te guste cocinar , si tú pintas ." ¡ Yo le contesté ¿ y qué tendrá que ver ?¡ si pintas poco tiempo te queda para cocinar y cocinar como un pintor lleva su tiempo .

En verano mi madre hizo huelga de madre cocinera ; alegando que ella aquella encimera digital no la entendía , que el microondas era superior a su paciencia y que el horno le parecía de la Nasa . No le daba la gana aprenderse el futuro , ella vivía el presente de sus electrodomésticos ; menos sofisticados pero suyos . Así que decidió que la cocina como era mía  , toda entera para mí . Y se tomó unas vacaciones de extractor de humos .

Entonces sentí ese humo inesperado que inunda una cocina cuando te has pasado con el calor al hervir la verdura , ese humo molesto de la plancha con olor a pescado y me pregunté ¿ qué hago yo aquí preparando menús para tres ? , pero no quedaba otra ; así que me puse a ello , porque cuando te lo ponen delante y no precisamente en bandeja , hay que atacar de frente , aunque sea cocinando .

Mis dos comensales esperaban fuera ; yo llegue a pensar que acabaría difuminándolos con tanto humo indeseado ; que no era un humo real sino imaginario fruto de la malagana .

Me enfadé con la vida , con ese verano ahumado , con los alimentos crudos , con las ollas  y sartenes ; era ver la cocina y pensar en huir , imaginando que humo me escondería , que allí se quedaba la grasa con toda su parentela .
Pero la vida insistía , un día sí y otro también que en ese momento verano , mi puesto estaba allí .

Acepté ,  primero una cosa y después otra , empecé a entender lo de la cocina y la pintura , cuestión de mezclar , probar y disponer en el plato . El humo ya no fue tanto ,  el extractor me ayudaba , y al final quedaba menos que al principio .

No pasó de un día para otro , que aunque el tiempo vuela , las cosas viajan por carretera y les cuesta más llegar  , necesitan el tiempo justo , como la verdura al dente , o la lubina al horno ; poner paciencia más que sal ,  echarle mucho cariño a todo , así no salpica . Y es que , cuando menos lo esperas , la vida nos hace señales ; a mi este verano , en forma de humo inesperado .
Ahí ando todavía , con el invierno en puertas , empiezo a estar a gusto en la cocina .


5 comentarios:

Teté Villalón dijo...

Delia con todo el Love q le pones a todo no m extraña q ya estés a gustito en la cocina.Love...Love...mucho Love siempre ;)

Ada CoolLife dijo...

Un placer leerte de nuevo, Delia querida!!!
No soy nada de Oversize, ni de circos, Ufff hasta un poco de grima me dan los últimos.
De Cocina sí y mucho!!!
Paciencia, amor e imaginación.
Que creo no te faltan, poco a poco, pasito a pasito, como casi todo.
Besos Muchos y Enormes!!!!

Milex dijo...

pretty good work.

Dani Wilde dijo...

Me encanta como escribes , y estoy seguro de que cocinas muy bien ; lo que pasa es que eres muy exigente .
Un beso
Dani

Frenie Agbayani dijo...

I'm not into this Smart casual dresses but these photos make me wish one!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP