GUCCI HOY

jueves, 30 de octubre de 2014



No suelo mirar atrás, pero hoy voy a hacerlo.

Hubo un tiempo en que todo el mundo decía que Gucci era demasiado sexy; toda la culpa era del genial Tom Ford, que nos hacía vivir una noche loca en cada pasarela.

Hoy Gucci es clásico, casi tanto como en sus orígenes, cuando el estribo del zapato era lo único que llamaba la atención.

Hoy Gucci es simple y tapado, pero siguen obsesionados en llamarlo sexy, un sexy muy casto en mi opinión; porque la camisa y la falda de cuero son preciosas pero difíciles de arrancar en un arrebato sexual, más parecen un traje de neopreno muy caro; de esos que cuestan tanto poner y otro tanto de quitar después de sortear las olas que nos da la vida.

En Gucci hoy ese mírame y no me toques está latente; maravillosas prendas de piel; delicadas hasta llegar a lo enfermizo;  con Tom era más el "a que esperas para arrancarme la blusa" ; una ola excitante, una tentación tras otra, esa manera de caminar envidiable, esa mirada que decía cómeme.

Hoy echo de menos la chispa de Tom, ese punto de "no quiero que esto acabe nunca",
Gucci hoy se me hace largo, por eso lo mejor ha sido recordar ese mar con resaca después de la fiesta.


Read more...

MENTIRAS FRESCAS

martes, 28 de octubre de 2014





Las buenas mentiras tienen que ser como el buen pescado, frescas. Las que se repiensan, las que se planean huelen mal.
Un mentira fresca te la crees y te la tragas, aunque después te repita el sabor y pases mala tarde.
El que miente sabe que lo está haciendo, y por mucho color que añada a la cara, en los ojos se lee "te estoy engañando; quiero hacerte creer que va a ser posible y no lo será".

Las mentiras con caras de verdad, te las crees por bondad, por darle una oportunidad al mentiroso; la mentira de moda, es la del te lo hago gratis, te ayudo, te echo una mano; pero después llega la mentira fresca, el no me vengas con exigencias, encima que te he ayudado y la cara de payaso se va llenando con más colorines y un poquito de pedrería de la falsa.

Es tiempo de trueques, de pagos olvidados, de déjamelo un tiempo. Esos cambios, esos interminables olvidos, esos lapsos eternos de colaboraciones no retribuidas; sólo nos llevan a disfrazarnos de desconfianza, a mentir lo más frescamente que podemos diciendo: "no te preocupes cuando puedas".

Lo más simple sería poner un precio y , si te gusta, pagar a la recepción, con la cara lavada y los ojos brillantes, tan frescos, tan de verdad.

Cualquier trabajo es dedicación, esfuerzo, ilusión, horas y horas de empeño; no dar nada a cambio, o pedirlo gratis teniendo posibles, me parece un mentira de las frescas.

No más gratis por favor, no más circos.









Read more...

LANVIN EN EL BOLSO

lunes, 27 de octubre de 2014



Conozco a una chica que siempre lleva en el bolso una baraja; y , aunque puede ser lo primero que nos viene a la cabeza, no es vidente.
Ella saca las cartas y te dice eso de: "Elige una y no me la enseñes; vuelve a ponerla en su sitio" ; mezcla , gira los naipes y, como si nada, te enseña la reina de corazones que tú habías intentado esconder; mi amiga convierte un anillo en flor mientras tú pides un deseo. La flor, con aroma a suspiro de que el deseo se cumpla, se va contigo, la ilusión lo inunda todo.

Mi amiga hace magia para pasar el rato; con baraja francesa. Su universo  rojo y negro sobre fondo blanco: naipes francos y flores rojas. Nunca le pido que me cuente el truco, para que la magia no se pierda; yo, a ese truco que a mi amiga le ha costado días y días de práctica le doy mucho valor. Así que lo disfruto.

Lanvin lleva en el bolso un dominó negro.
Igual que a mi amiga, la de las cartas, Alber Elbaz siempre me ha parecido un mago con Lanvin, un ilusionista que no se cansa de practicar con el negro, blanco y algo de rojo ; similar a mi amiga, con sus naipes parisinos.
El dominó dentro del Lanvin Sugar bag  no tiene truco, es pura exhalación de capricho cumplido.

Read more...

JIL SANDER, THE QUEEN OF LESS.

jueves, 23 de octubre de 2014



Me gusta que Jil Sander haya vuelto este invierno, que se encargue otra vez de hacer mucho más del menos.

Su ropa, siempre me pareció ese hombre que toda mujer lleva dentro; el resumen de un montón de costuras en dos palabras, un qué fácil, qué cómodo, ¡al ataque¡

Quitarlo todo es haber decidido entre mucho. Arriesgar sin mostrar.
Quita pendientes, fuera maquillaje, pelo estirado, zapatos masculinos que harán que más de uno mire al suelo . Cabezas claras y manos en los bolsillos, son un ordeno y mando confortable.

Parece que vuelvo del gimnasio, no; voy a trabajar. ¿Qué hay debajo? lo justo, que no significa que no haya nada.
Lo importante es que por fuera soy yo, así de simple.

Welcome back Jil Sander¡ y, aunque te hayas vuelto a ir y Rodolfo Paglialunga se haya hecho cargo de tu verano 2015,siempre serás bienvenida, siempre serás The Queen of Less.

Read more...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP