MIRADA DE ARIZONA MUSE

martes, 19 de abril de 2016


Lo se, no tengo perdón. Abandonar esto sin avisar no es serio.
No me fui a comprar tabaco, no fumo; ni cambié por algo mejor. Simplemente paré, ¿porqué?, pues quizás preferí escribir a mano; o sentí que esto no tenía sentido; de tanto oír que las cosas se hacen con un objetivo, y sino mejor no hacerlas... me perdí, abusé del café, me obsesioné con las zapatillas de deporte y los ejercicios de gemelo; si, me dejé llevar, abandoné mi fondo de armario; confiada en que saldría airosa de los retos de la moda. Gran error.

Una siempre debe estar preparada para lo que pueda pasar, y ese pasar puede ser una foto.
Mañana me hacen una; y me pilla sin saber que cara poner; por eso de no haberme imaginado nunca como Arizona, con cuello uve (que es el que favorece), abrazada a mi misma sin apretar demasiado y con mirada de más guapa imposible.

Read more...

ILUSIONISTAS

domingo, 22 de noviembre de 2015


He conocido gente ilusionada, y a otros que se ilusionan con la gente. Los que confían, esperan y desean me gustan, esos me ilusionan a mí.

Yo soy dada a contar mi ilusión; me percato cuando agito las manos y sube mi tono de voz mientras digo: hagamos, pensemos qué haría Miuccia, démosle la vuelta; a veces, mi grito es tan fuerte que ensordezco y asusto,  mi ilusión se queda a la mitad, por excesiva y ruidosa.

Otras veces me ilusiono sola, parloteo conmigo en silencio, y entonces, lo que suena es música y salto muy alto, aunque no pueda, mi pelo en la cara se ilusiona conmigo, y le digo que noooo, que no te corto, que te llevo sobre los hombros y no me pesas, y ahora abrigas, que viene el frío.

A los ilusionistas que nos ilusionan para al final ¡nada¡, a los que la emoción les frena, no se si por prudencia, timidez o pereza, les digo que la vida no es magia, es real; que no es momento de ser tímidos, ni perezosos, ni tan siquiera prudentes; es tiempo de maravillarse, alimentando cada segundo de ilusión, amor y buena compañía.

Read more...

PROPORCIONES

jueves, 5 de noviembre de 2015


Hay momentos emocionalmente desproporcionados en los que lo mejor es hacer una lista de detalles de todo lo que parece que va a pasar desapercibido, ponerlo al inicio.
En el renglón uno escribir lo que te impide ver más allá de mañana, nada más. Y así, cada día.

Read more...

COMPRENDER

domingo, 20 de septiembre de 2015



Nadie puede comprender la muerte hasta que le toca, y al que le toca, por más que nos gustaría, le es imposible contarlo.
Contarlo es tarea de los que nos quedamos aquí, sin poder concebir lo que ha pasado.

La muerte no se puede adivinar tampoco, podemos intuir una fecha de caducidad aproximada, no hay código de barras que asegure el porqué, ni el como, ni el cuando, ni el donde; las grandes preguntas.

Vivimos sin pensar en ella pero tarde o temprano nos abraza; un hola aquí estoy, prepárate; y, por mucho que nos hayamos planificado para la carrera, la puñetera nos alcanza.

Yo he dejado de razonarla; hace cinco años tuve que ir a recoger unos efectos personales, le di vueltas y más vueltas, pero no llegué a ninguna conclusión. Mi padre me abrazó una mañana diciéndome adiós y, sin aviso ninguno, la muerte le devolvió el abrazo.

Nadie puede comprender el cáncer hasta que le toca, y sí, suele tener un tiempo para contarlo; la familia intenta aclararse, prepararse, aceptar que es mejor que la muerte lo abrace con el máximo cariño; pero cuando ese día llega todo se vuelve incomprensible.

Con preaviso o de sopetón la muerte es enrevesada, no hay manual. El cuaderno de viaje es lo que nos queda, lo que hemos hecho cuando estábamos vivos; la muerte es una firma al final de ese cuaderno, una rúbrica obligada y difícil de entender.


* Todo mi amor para Daniel, que anoche perdió a su padre, después de cuatro años peleando, como un valiente, contra un cáncer.

Read more...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP