SAINT LAURENT OBSESSION

miércoles, 3 de junio de 2015



Soy obsesiva, si. Y seguramente me repito más que el ajo ( que además me sienta fatal ).
Le doy vueltas a las cosas, yo sola; consulto al final y siempre espero que me lo echen por tierra, en ese mientras tanto se me viene el pelo a la cara y me vuelvo una pequeña obsesionada; me paralizo y no veo.

Y os diréis ¿para qué preguntas si tan mal te sienta? ¡ toda la razón¡ pero crear con conversación es otro de mis empeños; ¡ay madre¡ no todos hablamos el mismo idioma,  hay quien tiende al drama y quien a la fiesta.
El drama a mi me sienta peor que el ajo, acabo llorando y desmotivada; es un agotamiento mental maratoniano. Recuperarme me cuesta un día y medio, últimamente estoy mejorando mi tiempo. A quien me discute con fiesta se lo agradezco, un chiste, un yo también te quiero puede ser decisivo al dar una opinión.

Si das vueltas te  mareas, pierdes el norte, te preguntas si es mejor parar o directamente quemarlo todo. También puedes guardarlo en el cajón de los pañuelos y taparlo con los sujetadores negros de encaje; pero no funciona (lo he probado)

Buscar soluciones me gusta tanto como el vestido de flecos de Saint Laurent (otra obsesión de las mías), si las encuentro sola el placer es inmenso y los flecos de mi vestido se mueven como locos; pero cuando alguien me ayuda a descubrir el camino, escucha las millones de veces que he repetido mis recurrentes obsesiones, responde a mis preguntas como si de mi se tratara, si hasta me levanta de la silla dispuesta a intentarlo otra vez, entonces el viento cambia de dirección, me despeja el pelo, y al vestido de Hedi Slimane no hay quien lo pare.

(Que uno solo puede mejor en compañía.)




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP