LOVE MACHINE LARA STONE

viernes, 6 de marzo de 2015



El otro día pensaba si sería rentable tener un robot en casa, de esos que te ahorran trabajo. Limpian cuando hay que limpiar, saben cuando hay que cambiar toallas y sábanas, cuando falta jabón y no se pasan con el suavizante. Una máquina tan interesante como la lavadora-secadora.

Un robot para ordenar fondos de armario, un experto en básicos y en complementos apañados; cada noche pondría en una silla la ropa del día siguiente, los zapatos de lluvia o las sandalias de tiras. Antes habría comprobado la previsión del tiempo, y en caso de temporal hasta podría llevarte en brazos al trabajo; y cuando acabes pasarte a recoger.
Un robot amoroso y práctico a la vez.

Una máquina sin sentimientos, emocionalmente estable, sincero y detallista; un buen conversador, de esos que llaman al pan pan y al acero inoxidable acero inoxidable; un asesor en tus dudas, un incansable contando historias cuando no puedes dormir, un perfeccionista en el aquí te pillo aquí te mato sin destrozarte la falda de paillettes; un amigo del alma que te lee el pensamiento  cuando tu no puedes pronunciar palabra, un ser eléctrico que te saca del mal sueño, ese en el que , de repente tu máquina se vuelve color carne, imperfecto, desmemoriado y cobarde con el orden, sin concierto lógico, inconscientemente mentiroso ; cuando a ti te parezca tremendamente humano, despertarás diciéndole:"Eres un amor de máquina; ¿donde nos habíamos quedado?"; déjalo hacer Lara Stone, tú eres humana.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP