GUCCI HOY

jueves, 30 de octubre de 2014



No suelo mirar atrás, pero hoy voy a hacerlo.

Hubo un tiempo en que todo el mundo decía que Gucci era demasiado sexy; toda la culpa era del genial Tom Ford, que nos hacía vivir una noche loca en cada pasarela.

Hoy Gucci es clásico, casi tanto como en sus orígenes, cuando el estribo del zapato era lo único que llamaba la atención.

Hoy Gucci es simple y tapado, pero siguen obsesionados en llamarlo sexy, un sexy muy casto en mi opinión; porque la camisa y la falda de cuero son preciosas pero difíciles de arrancar en un arrebato sexual, más parecen un traje de neopreno muy caro; de esos que cuestan tanto poner y otro tanto de quitar después de sortear las olas que nos da la vida.

En Gucci hoy ese mírame y no me toques está latente; maravillosas prendas de piel; delicadas hasta llegar a lo enfermizo;  con Tom era más el "a que esperas para arrancarme la blusa" ; una ola excitante, una tentación tras otra, esa manera de caminar envidiable, esa mirada que decía cómeme.

Hoy echo de menos la chispa de Tom, ese punto de "no quiero que esto acabe nunca",
Gucci hoy se me hace largo, por eso lo mejor ha sido recordar ese mar con resaca después de la fiesta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP