CEMENTERIOS

jueves, 1 de noviembre de 2012



 Antes de ayer estuve en el cementerio ; mis tíos y mi madre decidieron adelantarse a la fecha establecida para limpiar y reponer las flores . Logroño tiene un cementerio bonito , siempre que voy , me siento como en el cielo ; e imagino que todo lo que allí se concentra es bueno , seguramente porque guarda silencio .

Caminar en silencio con mi tía al lado no es fácil , nada más llegar me encargó llevar  una maceta de margaritas amarillas diciéndome : abrázala bien para que no se rompan las flores . Yo , que no estaba dispuesta a aquel abrazo , por más que me guste el amarillo florido , cargué con la culpa del destrozo floral por falta de cariño mientras llegábamos a nuestro destino .
Buscar las tumbas es como caminar por un laberinto de cruces , mármoles y mausoleos . Un camino , en el que a mi no me importa perderme , porque allí donde mires hay historias flotando .

Mientras mi tía decidía a que grados colocar la maceta , mi tío ; que es más de números , se dedicaba a contar los años que hacía que habían muerto mis abuelos , y los comparaba con los años de sus padres , cantaba la edad y reflexionaba en forma de cifra sus diferencias . Yo le decía : tío , para estas cosas no hay orden que valga . Pero él seguía con sus cálculos , sugiriendo que en las lapidas deberían grabar la edad de la muerte como algo obligatorio , digo yo que para así ahorrarle a él sumas y restas .

Sumando y restando llegamos a la segunda tumba , allí fue mi  madre la encargada de orientar las margaritas , mientras mi tía repartía las flores entre los familiares de segunda línea y mi tío, abandonaba las cuentas por las anécdotas : el de la derecha había sido cliente suyo , al de detrás lo conocía de toda la vida . Y , curiosamente , se fijaba en los nombres raros ; de esos que ya no se estilan , como por ejemplo Felicísimo , que allí cerca descansaba en paz desde los años 60 . Yo pensé : nombre raro pero precioso .

Hablar de la muerte en un cementerio es lo más habitual , uno se relaja , porque nadie te oye , o eso parece , y entre cipreses , que tienen el verde más negro que conozco y las flores de tela , que deberían de estar prohibidas , paseamos hablando de muertos como si tal cosa ; comentando que lo más bonito era lo más antiguo , que a los muertos de antes les hacían cruces preciosas y , que con los de ahora , se abusaba del mármol negro y las cruces pesantes . Pensar en tumbas bonitas , a las que les de el sol y en las que el color negro no exista como opción en la carta de colores marmóreos .

  Así estuvimos un rato hablando sobre los habitantes de cielo en la tierra , hasta que nos topamos otra vez con Felicísimo , que nos hizo ser conscientes de que estábamos un poco perdidos , de que era ya hora de buscar la salida hacia la vida diaria , hora de poner otras flores sin dejar de abrazar , hoy más que nunca , a los que se han ido .

* Gracias papá por todo lo que me has dejado , gracias por darme impulso , gracias por no parar de mirarme cuando hago cosas bonitas . Tú hoy has estado con nosotros , sino no lo hubiéramos pasado tan bien .



13 comentarios:

Victoria Marrero dijo...

Es una verdadera delicia leerte siempre.

La forma en la que compartes lo que vives, lo que piensas, lo que sientes... es tan cercana que he tenido la sensación de que te escuchaba :)

Beso Delia y superlove siempre,

Vicky

maryrec dijo...

No me gusta nada ir al cementerio, llevo a todos mis familiares en el corazón y no tengo esa necesidad, aunque respeto a las personas que siguen esas tradiciones.

bss

Srayomismamismamente dijo...

Confieso que me siento un poco como tú en el cementerio de mi pueblo. Me fijo tb en las preciosas y sencillas cruces de las tumbas que son de tierra y que a pesar de tener casi 100 años alli siguen cada año con unas poquitas flores de algún pariente que no le olvida.

B.C. Todo sobre mi armario dijo...

Precioso texto. A pesar de ser un tema complicado para algunos, lo has redactado de una forma maravillosa.

Un besito

Couture Carrie dijo...

Excelente post; my bien escrito!

xoxox,
CC

Pau dijo...

...
Fantastic !!!
XXX

mentalhesitation dijo...

Precioso como has contado algo que para muchos se nos hace raro o dificil.soy anticementerios...mi madre tb se adelantó el otro dia y fue a visitar a mis Abuelos...yo como dicen por aqui,prefiero llevarlos en mi cabeza y corazon...
hay cementerios preciosos pero ...no me gustan.
a mi como bruja buena q soy que me quemen y q me echen al mar...
delicia leerte.deli ciosa!l!!!!
me apunto a la pamela deberiamos comprarla juntas !;)

Camille dijo...

Unfortunately I can't understand but I really like this picture.

BESARANA dijo...

No dudo que tu padre estaba contigo, sobre todo en el corazón. Dando fuerza, ánimo y sobre todo esa complicidad entre vosotros que hace que la estancia en el cementerio se haga más amena.
Y Felicísimo, como dices: bonito nombre para acompañar a los que ya no están.
Bonito texto.
Beso

Chica dijo...

Es la entrada perfecta para esta época del año, en la que nos acordamos todos de nuestros familiares que ya no están.

So Urban So Chic dijo...

Guapa! Me encanta leerte. No me gustan los cementerios, me pongo muy triste y se me pone el corazón a mil cada vez que entro. Un besito enorme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP