QUEMARSE LOS PIES

miércoles, 3 de junio de 2009


Madrid quema,además de por el calor que hace porque todo el mundo que la visita o la vive se empeña en quemarla y se va con el efecto contrario.Esta ciudad es ignífuga, ella nunca se quema;pero nadie se libra de una buena quemadura.Los que la vivimos llevamos siempre la pomada en el bolso,porque la vemos venir. Ayer Madrid quemaba más que nunca.Pensé en apartarme del centro y me dirigí donde las chaquetas , los bolsos y los zapatos superan la barrera del sonido,donde a mi no me importa quemarme,donde la mayoría parece olvidarse del fuego,donde hasta se siente una ligera brisa de marcas imposibles:me fui a recorrer la calle Ortega y Gasset. Lo mejor de esta calle es que hay bancos en la acera estratégicamente colocados..hay uno delante de Chanel,otro delante de Dior,otro frente a Louis Vuitton y puedes sentarte a la sombra tan ricamente a ver que pasa delante de cada escaparate.La mayoría de las veces no pasa nada,los sobreactuados dependientes salen a tomar el aire,poco tiempo,una bocanada justa,que hace feo tener a la dependencia delante de la boutique. La que tiene más pasaje es Chanel,muchas señoras con chofer.Un día se llegaron a acumular cuatro de esa raza y nadie vino a decirles que estaban en doble fila.Allí sentada,unos días sola,otras con Daniel,imagino que compraran aquellas mujeres;que nunca salen con bolsas porque seguramente se lo llevaran a casa.Yo que celebro mis compras paseando las bolsas,que para eso las hacen¡.Sentada en aquel banco observando todo ese ir y venir de fogatas adineradas,de tacones en cuesta,de gafas xl,de brillante tontería segun se lleve el fuego oro o la llamarada plata,cruzo mis pies y dejo que se quemen;no me importa porque llevo el botiquin en mi Prada.

10 comentarios:

MqR dijo...

q cierto!! a mi m ncanta ir pero ya no vamos a verlo todo sino q seleccionamos. Tiene cosas impresionantes

bss

AMOR dijo...

esta mañana estuve en el gym haciendo 50 minutos de cardio... ahi si note por momentos que se me quemaban los pies , de vez en cuando miraba hacia abajo a ver si veia salir humo de mis deportivas ... ;-) saludos recien llegada !!!!

Anónimo dijo...

Quien pudiera estar sentado toda la tarde en ese banco...¡
CARLOS VERBENA

the healthy ghost dijo...

Gracias por comentarme, tu blog me gusta mucho y también tu forma de escribir.
Un beso, qué suerte tener un Prada!

Anónimo dijo...

Que bien en ese banco,tranquilamente mirando la moda pasar¡De la forma que lo explicas es que lo vives.Me ha gustado mucho.
Un beso.
SOFIA

syl dijo...

Me gusta gtu relato, yo paso y miro un poco pero si esta cerrado..

besoo

Anónimo dijo...

La verdad es que es un gustazo entrar en esas tiendas, la pena es la altivez que en muchos casos gasta la dependencia. Seguro que estarías divinisísima sentada con tu Prada y no hubo necesidad de utilizar el botiquín. Besos :)

Tote

Anónimo dijo...

que suerte tienes de vivir en Madrid! que alegria! que sol! y sobre todo que bien escribes,es un placer llerte cada dia...
un admirador extranjero.

RECIEN LLEGADA dijo...

Para mi admirador extranjero:si, tengo suerte de vivir en Madrid,pero porque vivo contigo.Un beso amor.

RECIEN LLEGADA dijo...

Para TOTE:Si la dependencia de ese tipo de tiendas no se comporta...peor para ellos.Nunca se sabe quien puede ser el cliente que va a comprar.A veces es el que menos se piensa.En Louis Vuitton es una máxima en los cursos de formación de vendedores.Yo no estaba divina,DIVINO es el bolso¡¡¡Besos guapa y gracias¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP